Alimentación conscienteCrecimientoEspiritualidadMeditaciónRespiraciónYoga

Los primeros tres pilares para el cambio: las raíces.

El camino de crecimiento personal que podemos emprender gracias al Yoga empieza tomando la decisión de comprometerse con uno mismo al cambio desde el corazón y con honestidad. Y empezando a observar nuestros patrones mentales y hábitos.

Durante estos años he construido y practicado 10 pilares que me han ayudado a cambiar, imaginando que soy un árbol que fija sus raíces, fortalece su tronco y estabiliza sus ramas.

Hoy quiero compartirte 3 de esos pilares, las RAÍCES, que me parecen un buen lugar por donde empezar:

La forma en que te alimentas: ¿estás eligiendo alimentos que aportan energía limpia a tu organismo?

La calidad de tu respiración: ¿tu respiración es fluida, calmada, profunda y silenciosa?

Tus hábitos de descanso: ¿te acuestas y te despiertas respetando los ritmos biológicos?

Observarse y conocerse es el primer paso. ¿El segundo? Comprometerse con uno mismo al cambio sin miedo y sin juicios, con entusiasmo, pasión y disciplina sin obsesión.

¡La INTENCIÓN en Yoga lo es todo, ¡Verbalizala bien clara todos los días!
 
La práctica de Yoga se encargará de indicárnos los pasos a seguir: nosotros solo tenemos que seguir observándonos, estando atentos y receptivos a los mensajes del cuerpo y del corazón. 
 
Lee mi articulo anterior para conocer los 10 pilares para el cambio y mi camino personal. 

Sígueme in Instagram para todas las noticias actualizadas sobre mis programas de Yoga Coaching Holístico.

 
Namasté,
Mel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *